Fantasías...

Si haces un poco de memoria, te verás desde temprana edad soñar con algún conocido/a (Ej: maestra/o) e imaginar que es tu novio/a según el caso, o quizás imaginar ser un superhéroe y tener superpoderes para derrotar al enemigo.
¿Quién no ha fantaseado? Todos lo venimos haciendo desde pequeños y hemos visto que esas fantasías se han ido transformando de acuerdo a las etapas que nos tocaron vivir, y no es lo mismo tu fantasía hoy que la que tenías a los 8 años.
Fantasear es recrear mentalmente un escenario donde pasas a ser el principal protagonista.
¿Para qué? ¿Con qué objetivo? Principalmente, con el objeto de satisfacer tus necesidades y jugar a ser ese personaje en ese escenario que tu mente crea y donde puedas actuar según tu interés.
Trasladando estas fantasías a un nivel mas íntimo y profundo, notamos que están algo prohibidas, nos dan culpa, vergüenza, miedo y dudas, y es por eso que las tenemos en algún rincón de nuestra cabeza y no las damos a conocer ya que estaríamos ventilando nuestro escenario y que no siempre es uno “prolijo”.
A mi entender, las fantasías generan un buen entendimiento en la pareja y fomentan su intimidad aumentando el deseo.
En el hombre son fantasías más visuales e intensas, en cambio en la mujer, suelen presentarse como fantasías que involucran mas el sentido del tacto y son un poco más románticas, no dejando de ser intensas también.
A continuación doy paso a mencionar algunas de las que suelen presentarse y que me han contado en rueda de amigos, tanto de un sexo como en el otro.

Hombre.-

1. Con dos mujeres o más.
2. Con dos mujeres o más, pero bastante más jovenes.
3. En un ascensor: ambos de traje y sin conocerse teniendo sexo en el receptáculo (si ella tiene zapatos con taco, mejor). Luego se van sin decirse ni una palabra.
4. Con una mujer de otra raza (oriental, negra).
5. Sobre una mesa de pool.
6. En la playa con dos mujeres, previo champagne de los personajes.
7. En el trabajo con una compañera.
8. Sobre un escritorio (leer dato anterior).
9. Disfrazada de colegiala.
10. Con amiga de la esposa.
11. Disfrazada de bebota, en lo posible lamiendo un chupetín y con trencitas.
12. Disfrazada de colegiala y con otra amiga de colegiala.
13. O sea: dos colegialas
14. Con mujeres relacionadas a la sanidad (médicas, enfermeras, etc.).
15. En el gym, con mujer sudorosa y el hombre en similar deshidratación.
16. Femme fatal. Lencería con mucho glamour y tacos altos.
17. Baile…mucho baile (en lo posible el del caño).
18. ¿Mencioné a dos amigas disfrazadas de colegialas?
19. En el cine.
20. En una fiesta. Si es con desconocida, mejor. Si es una fiesta de disfraces y están las “colegialas” desconocidas, el placer de los dioses.
21. Volvemos al disfraz: de conejita.

22. Mucho cuero, tachas y antifaces.

Y las lista sigue!

Mujer.-

1. Playa…noche. Champagne, miradas, y EL hombre a tu lado.
2. Con hombre menor a ella, aproximadamente de 25 años (calculando tu edad en aprox. 45 años).
3. Con dos hombres, uno de ellos mirando (los dos son Adonis)
4. Con hombre de raza negra.
5. Con hombre con smoking estilo Bond en fiesta elegante, detrás del cortinado.
6. En el gym con hombre sudoroso (en general el olfato no se presenta en la fantasía ¡menos mal!).
7. Con otro hombre de raza negra.
8. Con policía u oficial del órden (si tiene anteojos de sol y maneja una moto, ni te cuento! y ni hablar si va en autobomba).
9. Con señor obrero de la construcción.
10. En un barco.
11. Con amigo del marido/pareja
12. En el campo mientras llueve.
13. En el trabajo.
14. Sobre un escritorio (leer dato anterior).
15. En casa abandonada.

16. En una escalera (¿?) -deben ser acróbatas-

Y las lista sigue!

¡Qué poder el de la mente! Me quedé pensando en lo asombroso de todo esto y de la cantidad de escenarios que se pueden construir y los personajes que pueden interactuar en él.
Como conclusión a todo esto debo decir que para mí, las fantasías alimentan a la pareja siempre que haya consentimiento de la otra parte, y no hay que sentir vergüenza en transmitirlas ya que todos las sentimos y experimentamos.

Nota: Las fantasías mencionadas arriba provienen de personas reales.


Post Relacionados por categorias


3 comentarios:

  1. Antes me daba verguenza manifestar mis fantasias pero ya no. Te cuento que siento mas libertad al decirselas a mi marido y juntos nos divertimos tratando de hacerlas. A el le gustan los disfraces o que me ponga sexy, y entonces me preparo algo para una noche de placer y juegos.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Es evidente que la fantasía principal en los hombres es, estar con dos mujeres (es la mía también).
    Creo que un aspecto diferencial de las fantasías entre géneros, adicional a las mencionadas (hombre +visual, mujer +tacto +románticas) las nuestras se centran más en el o los personajes, en la mujer el contexto toma relevancia.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Ljm! es verdad lo que comentás.
    Ya me voy a interiorizar más del por qué los hombres prefieren fantasías con más de una mujer. Está en sus pensamientos siempre!
    (y lo del disfraz de las colegialas, ni hablar. El disfraz de bebota y las de falda a cuadritos... ¡abundan!).
    Un beso grande para vos!

    Nube hola! Me alegro que compartas tus fantasías...es bueno decirlas y bueno es también atreverse y jugar con ello.
    Un besito, Nube.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán leídos y moderados previamente

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.