Gataflorismo femenino


Dicen que a las mujeres “no hay cosa que nos venga bien”.
Reemplacé por cosa, la palabra que hace mención al miembro viril masculino de una forma un tanto inapropiada para este sitio.
Mi mamá me dijo siempre que tengo que ser educada y correcta, así que le sigo haciendo caso.
Aunque se tengan 40 años o más, aún seguimos acarreando esta inconformidad ante algunas situaciones cotidianas. ¿Caprichos? ¿Histerias femeninas?

Pasemos entonces a algunos ejemplos.

Si se conoce a algún señor interesante con ganas de ponerlo en una mesita de luz para siempre, nunca será del todo perfecto. El “pero” aparecerá enseguida.

O será muy alto o muy bajo. Tendrá unos kilitos de más o muy narigón.
O usará ese corte de pelo que justo pero justo, no gusta.


Si es cariñoso y demostrativo, es un pesado. Si es distante y no habla mucho, decimos que “seguro está pensando en otra” o el famoso “ya no me quiere, algo le pasa”, y al pobre hombre nada le está pasando. Simplemente está descansando su cabeza del trabajo.


-¡Pero es un amor de persona!
-Sí, pero…no sé. Ya sé, es un amorcito: muy caballero, atento y tiene buen humor. Me tiene como una reina -me lo merezco por otra parte, porque sí soy una reina-.
- ¿Entonces? ¿cuál es tu problema? Al fin conociste a alguien interesante.
Mirá que hay muchas mujeres que quisieran tenerlo a su lado y si lo dejás, lo atrapan enseguida.
- Ya sé, pero…vive lejos, no me gusta ese tic que hace con el ojo izquierdo y me molesta un poco tanto romanticismo y pegoteo. Siempre pegadito como un calco. No me deja ni a sol ni a sombra. Me ahoga, y vos sabés que necesito mi espacio, aunque antes me gustaba estar pegadita. Pero ya cambié, soy otra.
Necesito oxígeno a esta altura.
- ¿El sexo? ¿Qué tal? Supongo que bien, porque hace ya varios días que vienen saliendo.
- Y…es buen amante, aunque…
- ¿ ?
- No le digas a nadie, pero es muy sexual. ¡Demasiado! y yo no. Preferiría a alguien menos apasionado como era Pablito, y Pabluchi era ideal en ese aspecto. Pabluchín! coshhiita coshhiita…¡cómo te extraño!
-Pero vos dejaste a "tu Pabluchín". Fuiste vos quien cortó esa relación.
-Si, pero…tal vez lo vuelva a llamar para tantear el terreno y ver en qué anda, sólo pasaron 3 añitos. Estoy arrepentida.


Otra inconformidad típica es el cuerpo.

El pelo.-

O demasiado ondulado o muy lacio. De tal o cual color. Muy corto o muy largo. Morocha o rubia, aunque un pelirrojo es muy sexy.

Los senos.-

Si se hizo implante, es demasiado grande y “todos me miran el busto…yo no quería eso” “no soy un par de pechos caminante, soy mucho más que eso. Quiero reducirlos un poquito ahora”. Si es talla pequeña, porque es pequeño y así sucesivamente.
La cola, las manos, la cintura…con nada nos conformamos. “Si yo tuviera”, es la frase de cabecera o latiguillo de muchas de nosotras.

Ya lo sabemos. Somos mujeres y como tales, aunque seamos algo mayorcitas, seguimos experimentando el síndrome de la insatisfacción constante y la indecisión en cosas hasta demasiado superficiales. ¿Hay que entendernos?

Nadie mejor que Maitena para ilustrarnos a través de sus personajes, algunas insatisfacciones femeninas típicas. Gataflorismo en su máximo esplendor.



Hasta la próxima semana.
Un beso a todos,
Marcela.



-¿El beso lo das así nomás y a todos? Sos bastante atrevida…
-No. Mejor un abrazo.
-Hay gente que no conozco. Un abrazo implica contacto cuerpo a cuerpo y nos separa mucha distancia. Mejor, saludos.
-Entonces, “saludos” a secas.
-Saludos.
-Suena frío enviar saludos así nomás. Parece cortante. Mejor “chau”, es más natural y menos ceremonioso.
-Pero chau es poco apropiado, no sé…¿no sería mejor "adiós"?
-¡Adiós!
-Pero…¿adiós no se utiliza cuando no hay regreso?





Ver significado del argentinismo “Gata Flora”
acá.
Imagen:
http://www.clubcultura.com/





Post Relacionados por categorias


46 comentarios:

  1. Marce,
    Excelente!
    Un post de puta madre!
    Será que yo también las veo igual..? No, no puede ser eso sólo...
    Quedó buenísimo..!
    La despedida...genial.
    Y sí...las mujeres son, en su mayoría, tal cual las describiste. Lo único que puedo agregar a tu nota, es que, como una vez me dijo alguien (o lo leí), "a las mujeres no se las puede intentar comprender...es mucho más simple. Se las ama o no". Y punto.

    Qué post, Marce!
    El tema está bueno, pero lo desarrollaste de una manera...

    Felicitaciones!

    Besazos para vos y el resto de las que por h o por b, no hay "cosa" que les venga bien...

    ResponderEliminar
  2. Aullidos3:55 p. m.

    Siguiendo tu tono de humor te relato la opinión de un hombre en crisis de los cuarenta...risass.
    El que escribe no es tan machista....solo es un baile de palabras que valdría igual para hombres...pero por si acaso... diré que a los cuarenta solo me gustan de Reserva y Gran reserva..risasss.

    Según el proceso de envejecimiento seguido, en las mujeres... se establecen las
    siguientes categorías:

    - joven -
    - crianza -
    - reserva -
    - gran reserva –


    La mujer joven tiene una viveza y una marcada personalidad provenientes de la variedad. Por lo general, es una mujer con unos potentes aromas primarios. Muchas de ellas se pueden tomar ligeramente con la mente fría, por lo que el abanico de posibilidades combinatorias se incrementa notablemente.

    La mujer de crianza tiene buena o muy buenas aptitudes para que una vez correctamente tratada, pueda evolucionar bien en el transcurso de un determinado periodo de tiempo, dando lugar cierto "bouquet".Por bouquet entendemos un disfrute que sólo consiguen ciertas mujeres con su evolución en el tiempo.

    Las mujeres de Reserva hay que tenerlas 3 años dándoles largas para que evolucionen ...quedando disponible para su consumo solamente a partir de su cuarto año. Sabor equilibrado y expresivo en el que se destaca su intensidad y permanencia. Ideal para acompañar por mucho tiempo...¡Para los que si saben de mujeres!

    Las mujeres Gran Reserva constituyen una de las máximas expresiones. Son elaborados por lo general, a partir de una rigurosa selección de las mejores cosechas que uno fue catando, por ello no se elaboran en todas las añadas. Gran Reserva es sinónimo de quietud, silencio, oscuridad, de tiempo, de paciencia.

    Aullidos

    ResponderEliminar
  3. jejejeje... estas mujeres insatisfechas .... por qué será?... seremos mu básicos los hombres? como dicen uds...
    En todo caso creo que en tus descripciones tienes mucha razón.. sólo que si encuentras a tu alma gemela te olvidarás de si es flaco, gordo, pelado, sexual, etc... le encontrarás tooooodo bueno
    saludos... o chau?...
    un abrazo mejor

    ResponderEliminar
  4. Hey...muy buen post...

    la verdad, soy mujer y lo acpeto con nada nos tiene contentas, que se puedo hacer? jajaja querernos mucho,

    Pero cuando encontras al verdadero amor, las cosas secundarias son lo de menos.

    Un beso Marce!

    ResponderEliminar
  5. Georgie,
    Simplemente creo que hay que amarnos y punto. Tomar aire en situaciones de "no conformidad" y quedarse callado. Todo pasa...
    Me alegro que te haya gustado.

    Un beso
    ***

    Aullidos,
    Realmente me estás sorprendiendo cada vez más.
    Estas clasificaciones que hacés son por demás interesantes.
    Agregaría una más si me lo permitís, que vendría a ser todas las categorías en una sola.
    Aquella que no ha perdido el sabor de la juventud. Aquella que ha vivido intensamente y que lo sigue haciendo como si fuera el último día. Porque sabe de la vida y de sus sinsabores.
    Esa mujer exquisita para beber y dejar dejar que su sabor permanezca en los labios, siempre.

    Ah, por cierto. Te deseo muchos éxitos en tu blog que recién está en sus inicios. Como te habrás dado cuenta, ya te hice un link.

    Un beso y gracias por venir y dejar tu comentario.

    ***
    Víctor Hugo,
    Bienvenido!
    No sé dónde radica la diferencia. Tal vez en cuestiones hormonales o de psiquis diferentes, de vivencias desde otro punto de vista donde las emociones se viven de manera diferente en cada uno.

    Gracias por pasar.
    Te mando un beso. No, mejor un abrazo. ¿Un chau? bueno, ok.

    Saludos!

    ;)
    ***
    Gaby,
    Así es Gaby. Cuando lo encontrás, lo demás pasa a segundo plano!

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola Marcela, vengo desde el blog de mi hermana gaby y estaba checando tu post y pues tengo 25 y hace 4 años me case, hasta el dia de hoy no he encontrado insatisfaccion, al contrario y pues creo que cuando encuentras a esa persona correcta, te complementas y todo parece salir bien. Me encanta la manera en la cual escribiste este post, no hay morbo ni nada. Bien Hecho. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Cristi,

    Muy bienvenida!
    Qué lindo eso que comentás de no haber encontrado insatisfacciones.

    Gaby es asidua comentarista y seguidora de este blog (y yo el de ella) y es un placer que te sumes vos también, cuando así lo desees. Las puertas están abiertas de par en par.
    Gracias por visitarme y pasaré en breve a pasear por tu blog.

    Me gusta que me visiten y hago lo mismo visitándolos a cada uno. A veces no tengo mucho tiempo, pero estoy ahí. Muchas veces tardo, pero voy. Me gusta descubrirlos, estar presente y leerlos. Siempre aprendo.

    Un beso y te reitero la bienvenida!

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    Muy gracioso tu post!! Muchas veces soy también asi, sufro un poquitito de gataflorismo! ajjaa
    Pero soy taurina vieja, cuando decido algo, listo, no me arrepiento mas!
    Y bué...asi somos, diviiiiiiiinas!
    ajjajaa

    Besitoo

    ResponderEliminar
  9. Marce, me encanta este post...y bueno, que te puedo decir, ya que también formo parte de el club de las gatafloras...y sí!!! antes porque era muy flaca y pensaba que nadie me iba a mirar...después desarrollé, jejej, y me molesta que me miren ciertas partes...pero las personas que te rodean aveces alimentan el sindrome del gataflorismo diciendote cosas como: Te quedaba mejor el pelo corto!!! justo ahora que lo tenés largo hasta la cintura y gastaste millones en la peluquería haciendote tratamientos de belleza, baños de crema, etc...cuando estabas flaquita: Nena come que das asco, puro huesos!!! engordás dos kilos y te dicen que largues los postres...volvés descorazonada al gimnasio, a los pocos meses te dicen que parecés un camionero con esos músculos...esto que cuento me ha pasado!!!...quién alimenta el gataflorismo?...les dejo el interrogante...
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Yo soy un caso clarisimo de gata florismo, especialmente ahora que estoy embarazada, no hay PORONGA que me venga bien (mi mama tambien me educo pero lo escribi pa joderla nomas) y lo peor es que me doy cuenta en el momento del ataque que estoy siendo irracional, pero igual es mas fuerte. besos.

    ResponderEliminar
  11. Muyyy bueno! je
    imagino que todo eso es en parte por educación y en parte presión social (que Bs As está cada día más gataflora e histérica)
    Confieso que tengo esos "lapsus" je, pero no me gusta.
    ¿Serán las hormonas que nos tienen a mal traer?

    Me encantó el post...
    La despedida: !Genial!
    Bueno, está buena..
    te dejo besos..
    no mejor saludos,
    ji
    Mar

    ResponderEliminar
  12. Stella,
    Creo que el 99.9999 % (periódico) lo sufrimos en mayor o menor medida, pero como decís...¡somos divinas igual! Arriba taurina!

    Un beso
    ***
    Clau,
    Hagamos un club entre todas. No parece mala idea. Ahí tendríamos nuestros derechos.
    Yo creo que es una retroalimentación, ¿no? porque como decís, desde el afuera también se siente y mejor ni hablar del "gataflorismo" argentino y, en especial, del porteño...ja Ahí somos todos abanderados.

    Un besote

    ResponderEliminar
  13. Marce,
    jaja así que sufrís de una especie de "gataflorismo in gravidis" jaj pobre...ya pasará seguro!
    No te voy a negar que tengo lo mío también. Soy bastante gata flora. En fin...mujeres!
    ;)
    ***
    Marcela,
    Ay Marcela, no sé qué será. Vienen estos ataques de golpe y en cualquier circunstancia, estemos solas o no. Bienvenida al club!

    A vos te mando un beso, hace bastante que nos conocemos!

    --------------------------------


    PD: Esto de hablar con dos Marcelas, ¡me confunde! Sé perfectamente quién es quién y los blogs de cada una, pero es como si me contestara yo misma...es rarito.
    Geniales ambas.

    Habrá alguna otra Marcela por ahí leyendo?

    ResponderEliminar
  14. Esto pasa a todos, nunca llueve a gusto de todos, ahora, si fuésemos tan condescendientes con los demás como lo somos con nosotros mismos ¡otro gallo nos cantaría!
    Somos así por naturaleza, inconformistas y puñeteros

    Alguien debería inventar un robot humano al que podamos programar y cambiar a nuestro gusto.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Matritensis, buena idea, al fin tendríamos el verdadero control, jijij

    ResponderEliminar
  16. Coincido con Claudia Isabel,
    Hay muchas "amigazas" que fomentan el gataflorismo. Te dan una mano...
    Ahora, lo "pior" como diría un gauchito amigo, son los especímenes de mi sexo, supuestamente "ajenos" al síndrome "femenino", que están comenzando a adoptar los mismos vicios.
    Será la globalización? La equiparación de los géneros?
    Para vuestro conocimiento, si bien en la mujer es más evidente, el gataflorismo ya no es cuestión de sexos.
    Y como todo lo descripto tiene que ver con las "insatisfacciones", les digo que, lamentablemente, nos alcanzan a todos por igual.
    Tengamos pito o no, no hay chuchi que nos venga bien.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Mat,

    Somos bastante incorformistas como decís y el robot humano, no lo veo mal. ;)

    Un beso y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  18. Georgie,

    Claro! uds. también tienen esa cuota de insatisfacción.
    Siempre se encuentra un "pero".
    Se quiere una cosa y cuando se tiene, se descarta o se quiere una nueva.
    En fin, no hay...que les vanga bien (también).


    Un apretón de mano

    ResponderEliminar
  19. Quisiera abogar un poco en defensa de nuestro género: es que tenemos tantos cambios hormonales! Nuestro cuerpo es un camaleón constante: granitos, hinchazón, más grasa, menos grasa,embarazos, etc, etc, y nuestros cambios de humor y de ideas acompañan definitivamente esos cambios. A la mañana somos reinas totales (si dormimos bien, tuvimos sexo y no bebimos alcohol): nos levantamos chatas, radiantes y autosuficientes. Para la tarde una serie de trastornos nos puede llegar a convertir en el peor enemigo íntimo. Gracias a cada uno de los hombres que nos bancan y nos quieren "tal cual somos".
    Es lo que hay, vió.

    ResponderEliminar
  20. Me presento Marco Marlon...si me conocieras bueno...
    Abrazos fuertes

    ResponderEliminar
  21. Hola!
    Llegué aquí a través del blog de Georgie, y me encantó lo que leí, genial tu post, puedo opinar?
    Yo creo que hay mucha broma entre nosotras cuando comentamos, sobre todo si es entre mujeres y ya con cuarenta tenemos menos reparos en decir las cosas y con más onda como decís ahí. Volveré

    Besos de Alma

    ResponderEliminar
  22. Excelente post.
    Me alegra haber llegado a tu blog.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Patri,
    Tal cual. No sabemos por qué extraña razón, sufrimos transformaciones físicas en un mismo día y ni hablar de los estados de ánimo.
    De pasar a tener los poros del rostro como cráteres a la mañana, a estar bellísimas pasadas, solamente, algunas horas.
    Si ayer me levanté espléndida y linda ¿por qué no hoy? Estoy un adefesio. "No me encuentro".
    Monumento grande a quienes nos "bancan" tal cual somos.

    Un beso

    ***

    Marco,
    También estás sufriendo de insatisfacciones? como verás, no sos el único...

    Otro abrazo y gracias por venir.

    ResponderEliminar
  24. Alma,
    ¿Cómo me preguntas si podés comentar? ¡Claro! para eso hice el blog: para Uds. y para mí, por pura satisfacción personal (ah! estoy satisfecha en algo...recién me dí cuenta) ja. ;)

    Es verdad, a esta edad estamos con menos tapujos y tabúes para muchas cosas. Somos más sabias y hemos aprendido muchas cosas...
    ¿no crees?

    Muy bienvenida y vení cuando desees. También es tu espacio.

    Un beso

    ***

    Franco,

    Bienvenido, hombre! me alegro que te haya gustado. Acá estaremos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Hola Marce,
    Ga-ta-flo-ris-mo. Porque me hace recordar uno de los tantos episodios, en especial el del lápiz labial que una vez te comente.
    En este caso... sólo paciencia. Respirar hondo, profundamente, no mirar el reloj, tomar el periódico y releer las noticias, NO, encender TV ni ver canal de Deportes, eso empeoraría más las cosas... mejor salir.. hacer que uno corta el césped del la altura de la selva amazónica... o caminar... caminar.. . Ellas solas se preguntan, ellas solas se responden.
    Lo peor es y OJO, OJITO con esto, cuando ese 'gataflorismo' se vuelve manipulador. (casi siempre es así).
    Y será que estoy en una etapa de mi vida que NO estoy para soportar 'gataflorismos' ni de un cáctus.
    La vida es muy complicada, no estamos para complicarla mas, ok, tienes un problema de 'gataflorismo'. Sólo lo diré una vez y que quedé claro. 'Gataflorismo' es tu problema, (mostrar con ejemplos gráficos, hay muchos). Caso contrario te recomiendo un buen terapeuta y suerte.
    Punto Final. (Quizás cuando tenga 60 borre el punto final)
    Te beso fuerte.

    ResponderEliminar
  26. Definitivamente Marce cuando buscamos el pero...siempre lo habra. Gracias por tu mensaje.

    ResponderEliminar
  27. Me muero con Rammses, jajaj, aveces no podemos con nuestro "Gataflorismo crónico" y encima debemos cargar con el de los otros que es peor, no,no,no...too much!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Georgie, que medido usted con las palabras...mira que decirle "Pito" al pirulín, jajaj...me gusta más como lo llama la otra Marcela, la que está embarazada, como "el mate" vió!!! que no se ofenda el Nemesio!!!

    ResponderEliminar
  29. tal cual...
    a veces me pregunto si es puro y simple 'gataflorismo porque sí' o porque no se encuentra gente equilibrada en el mundo...

    bss

    ResponderEliminar
  30. Ram,
    Recuerdo perfectamente esa anécdota del auto y el lápiz labial que me contaste. Ése es un ejemplo clarísimo de "gataflorismo"; y lo sufriste en carne propia. Pobre...entendé a tu amiga. Me da mucha risa porque imagino tu cara de ese momento: de desconcierto, confusión y con un "touch" de mirada asesina.

    Es verdad. ¡No hay que complicarnos demasiado la vida!


    Genial tu punto. Para imprimirlo y ponerlo en un cuadrito.

    Un beso grande (también un abrazo).

    ;)

    ***
    Así es, Ricardo.
    Más aún. Si se encuentra por ejemplo al hombre ideal o el trabajo perfecto, no importa cómo, pero el "pero" llega a la lengua y se dice.

    Gracias a vos.
    Cariños

    ResponderEliminar
  31. hola marcela, llegue a tu blog por otro donde me llamo la atencion tu link! excelente este blog. Todavia estoy a cinco de los cuarenta, pero te digo que muchas de las cosas que contas por ejemplo en este post son totalmente tipicas de las mujeres. Yo soy excesivamente gata flora.

    Cariños

    ResponderEliminar
  32. Clau,
    ¿Vos te acordás de la anécdota que contó Ram? ja

    ***
    Cecil,
    ¡Bienvenida! ¿la verdad? no lo sé. Me parece que a veces tiene mucho de "porque sí" y como dice Rammses, "hasta se vuelve manipulador también".

    Beso y gracias por venir.

    ***

    Hola Cyn,
    ¡Bienvenida, mujer de 35!
    A veces no hay edad para el gataflorismo: basta muchas veces ver a las personitas de nuestro sexo cuando tienen 6/7 años que ya están perfilando hacia un gataflorismo interesante. Eso se elaborará con el tiempo y madurará, y la acompañará toda la vida. ja ¿Ejemplos? muchos!


    Gracias por pasar. Un beso

    ResponderEliminar
  33. Vió, Negra?
    Al coso le puse pito, y a la cosa, chuchi. Es que uno, con los años, se cuida un poquito. Anda por la vida con más respeto. Será respeto? O infantilismo?
    Ayyy, no sé...Me parece que me dió un ataque de gatofloro...

    Volveré...a lo mejor...Bueno, si me animo... Y si me animo y después me arrepiento..?

    ResponderEliminar
  34. Georgie, si, usted tiene los sintomas del gatoflorismo crónico...ya fue!

    Marce, si, me acuerdo de la historia de Ram...es así, tal cual...lo mio no es tan grave y se relaciona más con el gataflorismo ajeno que influye en mi, por lo que te conté por allá arriba con respecto a lo que te dicen las eternas desconformes sobre nuestro propio aspecto...en fin, deberías hacer una clasificación sobre los distintos tipos de gataflorismo para alertar a la población, jajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
  35. jajajaj Marcela nejor no puede estar este post. realmente nada nos viene bien.pero "ellos" también tienen de las suyas ....Muy bueno. un beso grande

    ResponderEliminar
  36. Georgie,
    No me diga que Ud. es un gatafloro!
    Se lo ve con tanta seguridad mire...ja

    Clau,
    Te imaginas hacer una clasificación de gataflorismos? ja no me animaría...bah, puede ser, no sé...quizás, tal vez...

    Marisa,
    Obviamente que el gataflorismo también lo tienen ellos!
    Estabas perdida...qué bueno que hayas vuelto.
    Arriba el topo!

    Besos a todos

    ResponderEliminar
  37. jajaajja holaaaaaa!!!
    precioso, me encantó! y si, maitena única para estos asuntos

    y seeeeeeeeeeeeee, somos todos gatosfloros, ellos tambien, che!!!

    se quejan de nosotras, pero los hombres últimamente vienen bastante histeriquitos!! o no???

    bueno, te mando un abrazo....no, mejor un beso, aunqeu , bueno...HASTA PRONTO!!!! :)
    JAJJAAJ
    chauuuu, marce, y gracias por tus palabras en mi blog, disculpa la demora :)

    claudia

    ResponderEliminar
  38. Yo era mucho más gataflora antes.
    En realidad, era boluda.
    Cuando era adolescente, si me gustaba alguien y mis amigas me decían dos o tres cosas malas ya empezaba a verlo con otros ojos.
    Cuando me casé le vi todos los "pero" de entrada. Me casé igual porque .... era boluda, ya lo dije. Y si me quedaba soltera la pasaba bien, pero me faltaba "algo". Claro, típico caso de neurosis femenina.
    Ahora estoy en la etapa de "Me gusta y qué".
    ¿Está gordito? Seeeee, pero no se agita.
    ¿Vive lejos? Seeeee, pero cuando nos encontramos chocan los planetas.
    ¿Gastamos una fortuna en teléfono? Seeee, pero si no nos hablamos nos morimos.

    ¿Será vejez o me habré enamorado como nunca?

    ResponderEliminar
  39. Hola Marce.

    Pero este gataflorismo no es exclusivo de las mujeres. Es propio del ser humano. Si hace calor, porque hace calor, si hace frío, porque hace frío, no estamos conformes con nuestra vida y entorno.

    Por eso es tan difícil aceptar y aceptarnos. Por que esté en los genes o en el más profundo adn de la especie.

    Pero es de lo más aleccionador intentarlo. Aceptar y aceptarnos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  40. Genial !
    Soy gataflora cronica .
    Alguna medicina ? Estoy con fecha de vencimiento y en tiempo de descuento ...por favorrrr
    :)

    ResponderEliminar
  41. Cuantas dolorosas verdades tan bien contadas y en tan pocas palabras.
    Esas inseguridades, que las hacen tan encantadoras, al comienzo y son causal de huida cuando la pasión se aquieta!!!!! ; )
    Cierto es que todo es perfectible y siempre el césped es más verde en el prado ajeno. Pero gastar fortunas en cirugías, para reconciliarse con el tiempo y no lograrlo?
    No nos es ajeno que uno también carga (al menos cuando estamos en pareja) con la afirmación que no cumplimos con el deber conyugal. OK, uno ya no es joven pero no es mi culpa su alto nivel de autocritica. LOL.
    Y además por favor no olvidar; que los príncipes azules desteñimos con el uso intensivo.
    Besos y muy bueno el Blog.

    ResponderEliminar
  42. Hola Babu! bienvenida al club de las gatafloras/gatofloros.
    Todos tenemos algo de eso en mayor o menor medida.

    ;)

    Gracias por tu visita. Un beso.

    ***
    Ale,
    Muchas gracias por venir y dejar tu opinión.
    Muy acertado lo del príncipe azúl! muy bueno.

    Vení cuando gustes. Acá estamos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  43. Hola, Marcela!
    Aterricé acá no sé cómo, pero me encanta... Grande, Maitena también, una genia total!
    Yo creo que todas somos un poco gatas floras, aunque recién ahora que pasé los cuarenta estoy dando más rienda suelta a mis locuras, y mi marido me sigue la corriente. Enbuenahora, no?
    Un beso con alas >|<

    ResponderEliminar
  44. Bienvenida Patrulich!
    No importa cómo...ya estás acá.
    Todas tenemos algo de gatafloras, es verdad. Si te fijas en algunos comentarios de los hombres, también dicen que sufren de este sindrome, así que también les agarra al sexo opuesto.

    Una está algo más suelta y se permite locuras a esta edad, es verdad lo que decís. Como siempre digo, sabemos sobre todo lo que no queremos para nosotras, ¿no?
    Bien por tu marido que te sigue la corriente! esos son hombres :)

    Espero que sigan así: vos haciéndolas y él, permitiéndolas.

    Gracias Pat por venir y dejar tu comentario.
    Cuando quieras y puedas, volvé. Acá estaremos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  45. Las mujeres son seres muy extraños.
    Todas te sorprenden y no siempre gratamente. No son esos días ni semanas de ellas. Todo el año quieren que las toques sin tocarlas, que juegues sin jugar,que las escuches atentamente y nunca estás en el punto exacto.
    Si trabajás mucho, si ella tambíen trabaja o si es ama de casa.
    No podemos vivir sin ellas, pero pucha que la hacen difícil. Nosotros los hombres somos animalmente animalmente imperfectos y sumamente básicos. No tenemos dobles sentidos.
    Flor de gata la mujer!!!!

    ResponderEliminar
  46. me gusto mucho tu blog y me pego el post gatafloresco y por tanto no pude evitar copiarlo y por supuesto citarte en mi blog. pasa cuando quieras. Slds. http://el-arcon-de-mefisto.blogspot.com

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán leídos y moderados previamente

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.