Las mujeres y su sexualidad, por la Lic. Celia Laniado


En diferentes etapas por las que puede pasar una mujer, su sexualidad es uno de los temas principales; es por eso que en una entrevista con la Lic. Celia Laniado, conocida especialista en sexología, surgieron algunas respuestas muy interesantes a preguntas en relación a esas etapas.



En parejas casadas o en convivencia desde hace muchos años.-

¿Qué se pierde y qué se gana?


En mi opinión, para evaluar qué se gana y qué se pierde, hay que tener en cuenta la edad de la pareja, su antigüedad, su posición económica, si trabajan ambos o uno solo, si tienen hijos o no, si son adolescentes o menores. En las de mucha data, se gana en experiencia, comprensión, confianza, más tolerancia. Cuando tienen hijos adolescentes tienen más tiempo para ellos y pueden disfrutar más de una sexualidad plena; ya no hay niños que se despierten de noche o que requieran más atención (ayuda en los deberes, la ropa del colegio, despertarlos temprano para llevarlos a la escuela, etc.). En el caso de la mujer post-menopáusica y ya desaparecido el fantasma de un posible embarazo, la sexualidad es más relajada, pues hay más tiempo para la pareja. En cuanto a lo que se pierde, podemos nombrar: la novedad, la pasión, y en la mujer puede haber una pérdida paulatina del deseo. El sexo se vuelve rutinario, y si no lo recrean, las consecuencias pueden ser nefastas. El secreto está en innovar dentro de la pareja.



¿Existen procesos para enriquecer la relación cuando hay desgaste?


Sí, existen procesos relacionados con técnicas de enriquecimiento sexual. Lo primero que hay que hacer a modo de prevención, es evitar el desgaste sexual pues es un tema de prevención que cuando está instalado, es difícil revertirlo (aunque no imposible). El desgaste contribuye a la destrucción de la pareja y se va instalando de a poco casi sin darnos cuenta, razón por la cual es importante evitarlo. Hay que estar alerta, anticiparse, e identificar si hay alguna señal para parar el proceso y así cortar el efecto ¨bola de nieve¨. Alguno de los dos tiene que dar el primer paso: no se puede esperar a que el otro haga algo. Hay que tomar acciones congruentes con el tema, y repensar que lugar ocupa el sexo en nuestra pareja. Qué actitud tenemos frente a lo sexual: ¿estamos abiertos a la creatividad?, ¿qué cosas diferentes podemos hacer?



¿Qué fantasías proyectan quienes están “presos” en una relación de este tipo y no se animan a cortar el vínculo?


Muchos hombres y mujeres están presos en una relación de este tipo y no se dan cuenta de ello; no tienen conciencia de lo que sucede, y si en algún momento concientizan, no se animan a cortar por dependencia económica y/o emocional. Hay algunas que fantasean que con el tiempo todo se va a arreglar. Aquí lo importante, no es animarse a cortar el vinculo, sino a repensarlo y ver las posibilidades de rearmar la pareja con ayuda profesional.



Respecto a las personas recién separadas y que desean encontrar pareja.-



¿Existe un desafío sexual de jugarse con mayor desenfado en la nueva relación?


No todas las mujeres son iguales. Un gran porcentaje se siente más liberada y empieza a disfrutar del sexo más intensamente después de un tiempo de la separación: se siente más libre y puede entregarse más. Además ahora tiene que gustar y se produce o arregla mucho más. Quiere encontrar una nueva pareja, por lo cual pone toda su energía para que la nueva sexualidad sea muy buena.



¿Puede el juego intelectual reemplazar la actividad sexual en una pareja de este tipo?


No, la actividad intelectual se puede complementar, pero de ningún modo reemplazar.



¿Cuáles serían los miedos que a su criterio, tienen las mujeres al tratar de recomenzar con su vida?


¿Y por qué han de tener miedos? Al contrario, el miedo es a quedarse solas, y se sienten contentas si pueden recomenzar. Le ponen todas las garras (salvo las que están muy frustradas y no hayan podido superar la separación).



Acerca de las mujeres.-



Sabemos que la mujer hoy, es una mujer independiente y con una personalidad definida. Una mujer que encontró su lugar en ámbitos donde el hombre era el principal protagonista. Es más comunicativa, se conoce mucho más y se permite sentir. Dice directamente lo que le gusta y lo que no, y si lo llevamos al ámbito sexual, la mujer de 40 y pico o más, en general, ¿se muestra más liberada o es un mito?.


Hoy, el rol de la mujer ha cambiado. Antes, el hombre era el proveedor, el que tomaba la iniciativa y dirigía los instrumentos de la orquesta sexual. Era el responsable del goce de ambos. Ahora es diferente: la mujer se convirtió en la nueva luchadora y abandonó el papel de antigua sometida. Esto provocó una nueva mirada sexual: la liberación femenina trajo aparejados cambios que descolocaron al hombre sumergiéndolo en la deriva -sin encontrar todavía- el carril de una sexualidad equilibrada.

El mundo actual requiere de nuevos aprendizajes. El ser humano debe prepararse para vivir una sexualidad plena y afectiva en un mundo cambiante.



En consecuencia:

- Es imperioso tener una vida basada en la integridad y aprender a vivir una sexualidad sana con reglas coherentes.
- Es necesario atreverse a pedir ayuda profesional y reflexionar desde un lugar diferente en el andar sexual.




Es frecuente encontrar mujeres maduras que todavía no han experimentado un orgasmo, ¿a qué se puede deber esto?


Sí, es frecuente. Recuerdo una mujer de 67 años que vino a mi consultorio y refirió: "no me quiero morir sin haber experimentado un orgasmo".

Las causas de la falta de orgasmo pueden ser orgánicas o psicológicas.
Las orgánicas, son un mínimo porcentaje (5%-6%) y pueden ser por traumas o deficiencias vasculares, neurológicas u hormonales, o por consumo de ciertos medicamentos y otros.
Las psicológicas, alrededor de un 94%, pueden ser por una educación muy restrictiva, tabú, falta de información, estimulación deficiente, incompatibilidad con la pareja, temores, miedo al abandono, sentimientos de culpa o que no se permiten experiencias de placer. En general en la anorgasmia interactúan varios factores.




¿Cuáles son los principales motivos de consulta en sexología, en mujeres y hombres pasados los 40 años?


En las mujeres, la pérdida del deseo o falta de apetito sexual, luego anorgasmia. Y en los hombres, la disfunción eréctil situacional y problemas eyaculatorios, miedo al fracaso y evitación sexual.



Para finalizar, ¿desea agregar algún comentario adicional?


El sexo es bueno cuando en la pareja gozan los dos y tiene muchas bondades: oxigena la piel, mejora el sueño, rejuvenece, embellece, trae bienestar, mejora la circulación sanguínea, etc.

Pero cuando es de la pareja, no cuando el placer pertenece a uno solo. Muchas mujeres fingen el orgasmo sin darse cuenta que esto deteriora la relación, y especialmente a quien lo finge. Mi sugerencia es que si hay dificultades en las relaciones sexuales, es importante pedir ayuda profesional.



Agradezco desde ya a la Lic. Celia Laniado por su colaboración en este post, y los invito a visitar su sitio web: www.sexologacelia.com


Foto de Flickr



Post Relacionados por categorias


13 comentarios:

  1. Underworld8:10 a. m.

    ¡Te miro, me miras!...Y en el tiempo caminado; nuestras ganas se fueron perdiendo. -¿Qué nos paso?-.Ella, en silencio, le contempla como ese padre de familia que dejo de ser hombre que provocara su deseo; hoy dormido entre rutinas lacerantes y niños criados.

    Más allá de cuerpos dormidos, de caricias mutuas ya muertas... están esas mentes que con el paso de los años crecieron y evolucionaron en formas diferentes. Hoy, frente a frente, sin el ruido de sonrisas infantiles que pospongan lo callado, pero evidente, les asalta esa pregunta largamente deseada de ser respondida ¿Cuándo empezó todo?.... ¡Cómo si hubiese un día en el cual la cama se hace un abismo, y las miradas; un reconocerse pero no verse!

    ¡Dios! Cuanto dolor hay en esa mirada de la nada. Solo aquellas personas que la sintieron, comprenderán, que hay miradas en las cuales la vida se detiene. Todo termino, fin, jaque mate, gameover...recomponer cristales rotos solo sirve cuando los dos deciden; que deben desnudarse de todo ego y vanidad y mirarse mas allá de toda esa vida ya gastada que les vistió de ropajes que les impedían verse como antes... ¡Sólo así! Podrán mutar hacia esa última fase del amor; que no es otra cosa que una amistad con tiempos de sexo suave...como un adagio de piano........


    Underworld

    ResponderEliminar
  2. Hola Marce, ¡Buen día!
    ¡Qué nota interesante! Sobre todo porque creo que nuestras etapas son tanto más complejas que la de los hombres! Ellos son más lineales y nosotros ondulamos siempre por cambios hormonales de relevancia, mensualmente, en embarazos y menopausia y en todas las situaciones que señala esta terapeuta.
    Estoy de acuerdo en que hay que innovar, todas las etapas se presentan diferentes y en la personalidad y vivencias de cada una de nosotras se basará la capacidad para ajustarnos a los cambios.
    Un tema complejo y con tantas caras! Tantas como los matices de cada mujer y sus experiencias.
    Un beso enorme querida Marce
    Patricia

    ResponderEliminar
  3. Hola Marce, otra muy buena entrega poniendo en el tapete un tema importante.
    Cometeré una infidencia sobre una pareja amiga que cayó en la rutina, el amigo éste me comentó que no tenían sexo como hace 6 meses y que no se habían dando cuenta ni del tiempo que pasó. Pareja joven y con tres chicos. Decidieron darse un tiempo se separaron, volvieron a los dos meses a estar juntos, fue como un quiebre y la pasión volvió.
    Hoy la mujer propone y dispone. ¿Los límites? solo los que están el juego lo saben. La mujer a entendido que sus sexualidad es igual de importante.
    La comunicación es fundamental. Sin ella no hay nada.
    Un beso y abrazo querida amiga.

    ResponderEliminar
  4. Estupenda entrevista, de la que podemos aprender mucho. Yo no puedo separar sexo de amor, así me va, jeje... pero desde luego, siempre es cosa de dos, en todos los sentidos. Besos.

    ResponderEliminar
  5. UndeRworld,
    Tu mensaje encierra muchas verdades, y recomponer cristales rotos no debe ser nada fácil. No quedará de la misma forma que cuando estuvo intacto, sano, y por el cual podían verse a través de él. Pero tal vez, sólo tal vez, si se encontrara la forma de reunir esos pedazos que quedaron regados por ahí, algo pueda recomponerse dejando de lado, como decís, el ego de cada uno.
    Interesantísima reflexión...no podía esperar menos viniendo de vos.
    Te mando un beso

    Patri,
    ¿Ondulantes? diría que un camino de ripio y con precipio al lado! :)
    Es cierto: como mujeres, solemos tener cambios y saber adaptarse, es la clave. ¡Me alegro que te haya gustado la nota!
    Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
  6. Ram,
    Y suerte que volvieron a reunirse! no se da frecuentemente que una pareja vuelva a estar junta cuando hubo un quiebre importante, pero seguro lo lograron porque hubo un lazo muy fuerte entre ambos; de lo contrario, lo dudo.
    Yo concuerdo totalmente con vos en la comunicación, la charla, hablar de aquello que nos molesta y de lo que nos hace bien. Tener empatía con el otro. Adaptarse. Negociar (ceder). Entendimiento. Compañerismo.
    Gracias Ram por venir y dejar tu comentario.
    Un beso

    Isabel,
    ¡Cuánto me alegro que te haya gustado! Un beso

    ResponderEliminar
  7. Super interesante el artículo. Allí estamos involucradas todas las mujeres, sin importar la edad o el estado civil. Todas tendríamos que utilizarlo como manual de cabecera.

    ResponderEliminar
  8. Hola Marce! muy interesante el post. Un tema difícil de mejorar si no hay comunicación. Un condimento indispensable: los sentimientos, el amor.
    Pasá por mi blog hay un regalito para vos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. hola!
    Interesante entrevista. En una relación de pareja siempre es necesaria la comunicación. ¡Yo ya llevo 22 años con mi pareja!

    Comentar también que a partir de los 40 me he sentido más YO.

    bssssssss

    ResponderEliminar
  10. Es un tema que genera el máximo interes siempre, porque creo que nos ha pasado a todos, tanto hombres como mujeres, que en algún momento de nuestra vida nuestra sexualidad decayó o no estuvo a la altura de nuestras espectativas.
    Creo que también nos preguntamos cual es el techo del goce sexual, si es que existe ese techo.
    Lo bueno es poder hablarlo con nuestra pareja, sin miedos, sin vergüenza, porque el sexo ocupa un lugar muy importante, casi vital en cuanto a la duración de la pareja.
    Excelente MArcela.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Me parece un tema muy interesante, sin duda alguna.

    Gracias por el aporte.

    Besos,

    Anabel, la Cuentista

    ResponderEliminar
  12. Y dejaré otra infidencia, después de eso, el me comentó que duermen en camas separadas y que les va de MIL MARAVILLAS, se les ve muy felices.
    A vos Marce por todos los cariños, y entregas aleccionadoras, gracias.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo3:11 p. m.

    quiero consultar sobre la falta de exitacion, de lubricación y la dificultad para lograr orgasmo en la mujer. si los tratamientos para controlar los nervios tienen que ver con esta problemática

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán leídos y moderados previamente

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.