"Me siento bien a los 40 años", una reflexión de Fabiana


Marcela ha tenido la gentileza de invitarme a escribir un post, así que ya que tengo uso de la palabra voy a aprovechar para hablar de mí.
No, no es una cuestión de egocentrismo, es que con mi edad, le hago honor al nombre de este blog.

Hace unos días yo hablaba de una nueva incursión en el tema de las dietas.
Debe ser la número…bueno, no me acuerdo.
No sé cuántas veces engordé y bajé de peso a lo largo de mi vida. Pero en este último año me ha pasado lo que nunca. Al mirarme al espejo, no me horrorizo más. La imagen que me devuelve, lógicamente no me agrada, pero estoy aceptándola con mucha tranquilidad.

Si bien nunca tuve un cuerpo “escultural”, siempre traté de cuidarme para sentirme bien.
Y ahí está la clave: me siento bien.
Creo que los 40 marcan un punto de inflexión. Representan un antes y un después.
La mayoría de las mujeres de esta edad recordamos nuestra juventud con cariño, pero no ansiamos volver a ese espacio de nuestras vidas. Y aún observamos la vejez como un hecho lejano, lo cual nos permite seguir moldeando nuestro presente y planificar nuestro futuro.
No me visto a la moda. Para mí, la moda es lo que me queda bien.
No me peino como las modelos. Elijo el corte que me sienta cómodo.
No acepto más imposiciones desagradables. Sólo trato de aceptar aquellas cosas que me dan placer y me hacen feliz.
Este cambio no se produjo de un día para el otro. Fue gradual. ¿Será madurez? ¿Estaré envejeciendo?.
Supongo que hay un poco de cada cosa.

La ropa, el cuerpo y la imagen, han pasado a un segundo plano en mi vida. Y no es que me esté convirtiendo en un “escracho” sin remedio. Solamente ya no forman parte de mis prioridades. Hoy mi prioridad es ser yo.
Pero así y todo, no deseamos saltear etapas. Pretendemos vivir cada día aprovechándolo al máximo. Solemos tener proyectos y nos apoyamos en ellos.
No salimos a conquistar hombres. Salimos a conquistar el mundo, que ahora sentimos más propio que nunca.

En fin, podría asegurar que a esta edad nos conocemos lo suficiente como para encontrar el equilibrio justo en todos los ámbitos que nos propongamos explorar.
Yo siempre digo que quizás no sepa qué es lo que quiero, pero estoy absolutamente segura de cuáles son las cosas que ya no quiero.
Cuando andamos por los 20, vemos a los 40 como algo que nunca llegará. Sin embargo, yo que los he cumplido, tengo la certeza de estar en lo mejor de mi vida.

¿Por cuánto tiempo? No importa. Me siento bien conmigo y ese es el primer paso para lo que vendrá.


Este post fue escrito por Fabiana. Visítala en su blog: www.relatoscotidianosfd.blogspot.com

Agradezco mucho a Fabiana por su participación.
.

Post Relacionados por categorias


20 comentarios:

  1. Gracias Marce por darme la posibilidad de escribir. Para mí, fue un placer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Estoy en total acuerdo con tu texto.
    Hay cosas que dejaron de preocuparnos, se siente una plenitud, el mundo se siente ahi a un paso de disfrutarlo.

    Muy lindo Fabi.
    Saludos Marce.

    ResponderEliminar
  3. fabiana
    estoy de acuerdo con vos, pero tengo etapas que no me veo como me gustaria estar,antes me volvia loca haciendo dietas de todo tipo ahora me lo tomo mas tranqui, relajada y disfruto mas de todo.
    besitos

    ResponderEliminar
  4. En estas edades nuestras es cuando tenemos la cabeza mejor que nunca, estamos más equilibrados, somos más reflexivos pero el cuerpo empieza a no estar el sintonía con la cabeza, eso es algo que no me gusta :P

    ResponderEliminar
  5. Yo también he cumplido ya los cuarenta y estoy totalmente de acuerdo contigo.

    Creo que este cambio que tenemos en la forma de ver las cosas es madurez, no es que antes no fueramos maduras, sino que con las vivencias en la vida ves las cosas desde un punto de vista diferente y das prioridad a cosas no tan materiales.

    Fabiana me ha encantado lo que has escrito.
    Marcela un besito.

    Feliz fin de semana para tod@s!!!

    ResponderEliminar
  6. Fabiana, felicidades por tu entrada y gracias, Marcela, por compartirla. Eso es lo que anima y lo que importa, sentirse bien y sacar provecho de lo bueno que tenemos. Aquello que no se puede cambiar, no vale la pena,pero todo lo que podemos abrillantar a nuestro favor, sobre todo la sonrisa, hay que hacerlo. Besos a las dos.

    ResponderEliminar
  7. Al contrario, Fabi. Me gustó que participes.
    Elegiste un tema interesante donde vertiste una opinión y visión muy valiosa, con la cual me sentí bastante identificada; y donde la moda, lo "fashion" hoy, es cuidarse y priorizarse como persona, haciendo y alcanzando pequeños proyectos personales que son, en definitiva, los que nos hacen sonreir todos los días.

    Gracias a vos nuevamente!


    Cecy,
    Saludos y bienvenida.

    Saludos a todos!

    ResponderEliminar
  8. Mat,
    Te acordás una vez que dije que "hay que usar todo, de lo contrario se atrofia"?.
    Yo creo en eso...en serio.
    Obviamente (al menos yo), no tengo el cuerpo de los 20, pero digamos que lo mantengo si bien existe algo de resistencia.
    Lo importante creo yo, es priorizarse como dice Fabi.
    Besote

    ResponderEliminar
  9. Fabiana la tiene clara...
    Eso es algo que me gusta en las mujeres. Lo dijo con total honestidad..."no sé si sé todo lo que quiero, pero sé lo que no quiero..."
    Para nosotros, los posibles consortes de ellas, nos resulta mucho más simple (y menos tedioso) cuando la mujer se valora, piensa adónde, cómo y con quién quiere ir. Incluso cuando elige estar sola. Habla de madurez, de autoconocimiento. Y si bien el solo hecho de llegar a los cuarenta no dice nada por sí mismo (conozco muchas que atraviesan la edad y siguen mirándose el ombligo), este conocimiento y seguridad las hace diez veces más atractivas. Con más o menos curvas y arruguitas, aunque mucho más interesantes. Haciendo gala de la inteligencia. Que no consiste en descifrar ecuaciones matemáticas, sino en elecciones que favorecen a una mejor calidad de vida y compañía.

    Un beso para cada una de las divinas de cuarenta que hacen a este espacio.

    ResponderEliminar
  10. Hola Fabiana, que preciosa reflexión! Ojalá sean muchas las que se identifiquen con tu postura, la más sabia, madura y natural.
    Yo también siento, aunque llevo cuarenta y más, que es una etapa de libertad y elecciones propias y de muchísima riqueza.
    El crecimiento continúa pero sin el precio de los conflictos y con una seguridad que nos hace atractivas de otra forma.
    Me encantó tu relato.
    Un beso y otro a Marcela, una amiga maravillosa de esta nueva etapa.
    Patricia

    ResponderEliminar
  11. Marcela yo como hombre pienso que los mejores años y el cuerpo, son aquellos que una persona se siente bien con ellos.
    ¿ De que vale a veces un sacrificio solo para presumir? no hay mayor orgullo que estar bien con uno mismo
    DESEE MULA ESPAÑA
    UN BESO
    JUAN

    ResponderEliminar
  12. Excelente post. Me siento muy identificada con todo lo que dijiste. Lo importante es sentirse bien con una misma. Y llegando a esta edad ya vemos lo que realmente importa, y hacermos lo que realmente vale para nuestar felicidad. Aceptarnos ante todo, para luego construírnos a nosotras mismas.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  13. Hola Marcela

    Cierto es que a los cuarenta nos planteamos muchas cosas, pero a los cicuenta haremos lo mismo.

    Lo importante es aceptarno tal cual, sentirnos bien con nosotras mismas y sobre todo reconfortarnos en lo que hemos vivido, ya le gustarían a otros llegar como lo hemos hecho nosotras.

    Besos cuarentones.

    ResponderEliminar
  14. Me parece una reflexión muy acertada: nos encontramos en un punto decisivo en nuestras vidas que nos proporciona seguridad, autoestima y una tregua entre nuestro cuerpo y nosotras. Que no es poco.

    Yo también tengo 40 y me encuentro justamente como Fabiana. Creo que, además de todo lo positivo que tiene este estadío, demuestra que hemos llegado a nuestra madurez psicológica y que nuestra inteligencia se va acercando a su momento de mayor desarrollo.

    A veces pienso que por qué cuando tenía el cuerpo estupendo (20 años) no tenía la cabeza tan estupenda. Supongo que mi vida hubiera sido radicalmente diferente y, además, me hubiera aburrido mortalmente con la gente de mi edad.

    Fabiana, ha sido un placer leerte y poder compartirte en el blog de Marcela.

    Besos,

    Anabel, la Cuentista

    ResponderEliminar
  15. Fabiana, estoy totalmente de acuerdo con vos...y como lo he expresado muchas veces, a pesar de desilusiones y otras cosas, estoy
    segura que estoy viviendo la mejor etapa de mi vida!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Marcela,
    ¡Gran columna invitada!
    Coincido con Fabiana, los 40 te dan cierta libertad que antes era simplemente impensable. Es cierto que no tenemos ni la belleza, ni el cuerpo ni el desenfado de los 20... pero tenemos experiencia. La belleza se convierte en una proyección del interior, no un adorno externo. ¿El cuerpo? Me gusta sentirme bien. Me cuido sin exceso y me preocupa más estar sana que parecer modelo, indudablemente. Expreso mis ideas con gusto, me preocupa menos el "qué dirán" y disfruto más el aquí y el ahora. La vida ha llegado, no es algo que sucederá en algún momento. A los 40, se vive, y punto.
    Un beso para las dos y gracias por esta reflexión.

    ResponderEliminar
  17. Simplemente... desde mi óptica... son geniales a esa edad... TODAS


    Un abrazo desde este Medellín

    ResponderEliminar
  18. Luego de haber pasado los 40, he de decirte que lo mejor empieza recién a los 40...creo q es la mejor década!
    Cariños,

    ResponderEliminar
  19. Anónimo1:43 a. m.

    hola desde Nicaragua
    he visto la web, y hace unos dias cumpli mis 40 años, y estoy contenta de tenerlos, en realidad es un tiempo de reflexiòn, de todas las cosas que uno hace. me siento una mina de oro, me siento capaz de seguir creciendo profesionalmente. la vida nos da mucho ahora es el tiempo de guardarlas en la cajita de recuerdos y cuando estoy triste la abro y me siento mejor.

    martha calero de nicaragua

    ResponderEliminar
  20. Hoy cumplo 40 y este correo me arrancó una gran sonrisa. Muchas gracias por compartir. Saludos a tod@s

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán leídos y moderados previamente

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.